S
 
Su 





Para placer de tus lectores

Una buena experiencia de lectura, más allá del tema y la extensión: amena, clara, fluida. Te ofrecemos nuestra labor de edición con este objetivo. 

La edición de una obra es su preparación para el proceso de publicación y se ocupa principalmente de las formas: 

  • la expresión, 
  • y la estructura.


Esta preparación editorial incluye la revisión o lectura lingüística y/o la revisión o lectura de estilo, dos etapas en las que Alandio suma amplia experiencia y una actualización constante.


Revisión o lectura de estilo

Con el referente central de la línea estilística del autor, la revisión o lectura de estilo atiende a la estética lingüística. 

  • También a las relaciones de la obra o texto con convenciones sociales, buenas prácticas, temas o modas del momento, etc. 
  • Incorpora además las indicaciones recibidas al hacerse el encargo y los criterios de la Guía de estilo que tengan la editorial o la empresa. 

Como resultado, esta revisión o lectura propone unos usos expresivos. 



Revisión o lectura lingüística

Porque escribir para un público es socializante, además de personal, se realiza la revisión o lectura lingüística. Consiste en verificar la relación del texto con la normativa aplicable. Esta normativa es competencia de la Real Academia Española (RAE) por el Real Decreto 1109/1993 y se publica en sus diferentes obras, disponibles en su web. 

La lectura o revisión lingüística puede ocuparse también de la estructura del texto, es decir, de su secuenciación temática.

Como resultado de la revisión o lectura lingüística, se proponen unos usos expresivos que el autor y el editor revisan a su vez y aprueban o no.

  • Si deseas conocer los motivos por los que la revisión propone un determinado uso lingüístico, aportaremos la referencia correspondiente del criterio de la RAE.
  • En un mismo contexto o para una expresión puede haber distintas opciones normalizadas (es decir, todas correctas, acordes con la normativa). Una de estas opciones será la preferida por la RAE y esta será la que recomiende la revisión lingüística, excepto cuando el editor o el autor indiquen su preferencia por otra de las opciones correctas.
  • La revisión lingüística tiene en cuenta también las indicaciones recibidas al hacerse el encargo y los criterios de la Guía de estilo que tengan la editorial o la empresa.
  • Todos los argumentos de la revisión lingüística para el uso del español o castellano normalizado pueden acreditarse con su correspondiente referencia en el español normalizado por la RAE. 
  • Todas las personas se equivocan, nos equivocamos, y entre los beneficios de nuestra experiencia están las ocasiones en las que hemos aprendido, gracias a una o un cliente, un término, un uso morfosintáctico o un uso de puntuación.
  • Entendemos y respetamos que la editorial o la empresa que encargan la revisión tengan amistad con un profesor o profesora, o con otra persona que consideren autoridad, y que les consulten, o que hayan leído obras de importantes autores. Sin embargo, la revisión lingüística profesional no podría acreditarse o justificarse con «me lo ha dicho X» o «lo ha escrito X». La revisión lingüística en Alandio remite al español normalizado por la RAE (al español oficial o estándar, por así decir). La última palabra, en cualquier caso, corresponde a la editorial, la empresa y/o el autor, como se ha explicado, quienes son libres de aceptar o rechazar los usos propuestos como resultado de la revisión, sin que quepa discusión por nuestra parte.
  • También entendemos y respetamos que la editorial o la empresa que encargan la revisión lingüística no admita la autoridad de la RAE para el español o castellano normalizado. La revisión lingüística se basa en este idioma oficial, lo que supone una garantía de buen resultado y de una buena imagen de cara al público. La última palabra, como se ha dicho en el caso anterior, corresponde a la editorial, la empresa y/o el autor, como se ha explicado, quienes son libres de aceptar o rechazar los usos propuestos como resultado de la revisión, sin que quepa discusión por nuestra parte.





Acierto, estilo personal, concepto de elaboración, ritmo, definición...

Tu forma de expresarte y los resultados que deseas con tu publicación están unidos.